Sitio NO oficial de publicación independiente

Club Fútbol Basquet Handball Futsal Voley Polideportivo Foro Ferrobook
Crónica del partido Fixture Tabla Posiciones Plantel Videos Inferiores Fútbol Infantil Campeón 82 Fútbol Femenino

Buenos Aires -

Compartir Facebook Compartir Twitter

1 - 0

Villa Dálmine

Ferro Carril Oeste

1- Alan Sosa

6

1- Marcelo Miño tarjeta amarilla

5

4- Agustín Alberione

6,5

4- Hernán Grana tarjeta roja 26 min. ST

3

2- Facundo Gómez tarjeta roja 26 min. ST

5

2- Alexis Sosa

5

6- Fernando Moreyra

6

6- Misael Tarón tarjeta amarilla

5

3- Diego Martínez

6

3- Darío Cáceres

4

7- Nicolás González cambio 436 min. ST

7

5- Nicolás Gómez

5,5

5- Gino Olguin

6

10- Claudio Mosca cambio 422 min. ST

5

8- Braian Camisassa tarjeta amarilla cambio 545 min. ST

5

7- Juan Pablo Ruiz Gómez cambio 10 min. ST

4

11- Francisco Molina cambio 129 min. ST

6,5

8- Walter Núñez cambio 529 min. ST

5

10- Nicolás Bertochi cambio 336 min. ST

5

11- Daniel Villalva cambio 310 min. ST

4

9- Federico Haberkorn tarjeta amarilla gol cambio 229 min. ST

7

9- Lautaro Gordillo cambio 210 min. ST

3

Suplentes

Suplentes

12- Francisco Salerno

12- Luciano Jachfe

13- Valentín Albano cambio 4

-

13- Ulises Yegros

14- Gabriel Pusula cambio 1

5

14- Federico Murillo

15- Francisco Nouet cambio 3

-

15- Martín Campos

16- Ezequiel D´Angelo cambio 5

-

16- Lautaro Torres cambio 4

4

17- Franco Costantino

17- Emiliano Ellacópulos cambio 1

5

18- Federico Martínez

18- Brian Fernández cambio 2

4

19- Agustín Solveyra

19- Lautaro Giaccone cambio 5

5

20- Nadir Zeineddin cambio 2

4

20- Enzo Díaz cambio 3

4

José María Martínez

Juan Branda - Tobías Kohan

No sonó la campana...

Ferro perdió duramente frente a Villa Dálmine y pasó sin escalas de jugar el mejor partido del año en Caballito a hacer hoy el peor encuentro en mucho tiempo. ¿Y ahora?

Es imposible de explicar. Por más intentos que hagamos para encontrarle los motivos, vamos a quedarnos cortos. Es insólito que el equipo que venció y dominó al puntero del campeonato hace pocos días, esta tarde dio lástima frente a uno de los peores rivales de esta mediocre Primera Nacional. Porque más allá de los resultados, que dicen que nos volvimos perdedores mientras que poco antes fuera triunfo, la distancia entre ambos rendimientos es realmente absurda. Todo aquello tan celebrado, hoy se transformó en padecimiento. Todo lo avanzado, hoy fue retrocedido. Y ese tobogán que fue Ferro durante toda esta enorme temporada, donde pasó de perder jugando bien a ganar cinco seguidos, para después volver a empezar de cero, hoy nos lleva a seguir sufriendo por no encontrar nunca esa regularidad tan pero tan necesaria.

Llegábamos a Campana prácticamente con el mismo equipo. De los once titulares que dieron la Masterclass frente a Belgrano, solo había un cambio obligado: Keko Villalva por Giaccone, con alguna molestia física. Ya sin las dudas y el temor por las ausencias de la dupla central, luego de la exigente prueba superada; y con la confianza a tope de poder sostener lo realizado, veníamos ilusionados para empezar a remontar una historia que pintaba tan gris como la tarde. Pero todo salió mal. En el arranque Ferro intentaba dominar las acciones, pero volvió a ser aquél que llevaba la pelota, pero nunca lograba transformar ese acercamiento en jugada de peligro. Todo lento, todo previsible, tenía la posesión, pero era inofensivo, sin pisar nunca el área con decisión. Una vez que se acomodó Dálmine, aparecieron las imprecisiones y se duplicó la falta de ideas. No se daba dos pases seguidos, el equipo estaba desconectado y empezaba a ser sometido por su limitado rival. Y no faltó mucho para que apareciera la ventaja, con una fatalidad que también pinta lo que sufríamos el encuentro: una jugada intrascendente que termina con un remate mordido que pasa entre cuatro jugadores de Ferro, y que, tras una pifia de Gordillo en la línea, le queda al 9 que la empuja. Mala suerte, desorden y mucha desidia, todo en combinación para regalar un gol antes del cuarto de hora.

Con el golpazo inicial, todo se profundizó. Los errores eran constantes, la falta de ideas era total y el desorden se apoderaba del equipo visitante. Éramos muy débiles atrás, no conseguíamos hacernos con la pelota y cada ataque de ellos parecía medio gol. No porque tuvieran una técnica brillante ni nos atropellaran siendo agresivos. Alcanzaba con los favores que les hacíamos, perdiendo constantemente la posesión y estando todo el tiempo mal ubicados. Entonces jugaban simple y directo, sin tantas vueltas, y llegaban cerca de Miño. Enseguida tuvieron el segundo, pero el 7 esta vez nos perdonó la vida, queriendo hacer el gol de su vida, bajándola cuando la jugada pedía cabezazo. Pasaban los minutos y no levantábamos la cabeza, jugando a lo que proponía el local y sufriendo realmente el partido. Mientras Nico Gómez hacía malabares para cortar y también armar juego, Mosca no estaba fino en el pase filtrado y el Keko descargaba apenas agarraba la pelota. Sólo Wally era la rebeldía, haciendo la personal por el medio, como viene haciendo desde su debut. Pero lo de Núñez duró poco, porque ellos tomaron nota, ajustaron la marca y pudieron tomarlo antes de que se convirtiera en un serio problema. Ni en desventaja hubo un rato favorable a Ferro, que sufrió mucho aquella primera parte y se fue al vestuario sin un solo tiro al arco.

En el complemento, entró el Griego por Ruiz Gómez, de muy flojo rendimiento. Ahí hubo un veranito, porque con la 17 Ellacópulos movía la pelota y con poco alcanzaba para sacudir nuestra modorra. Pero rápido volvíamos a sufrir, porque ellos lastimaban fácil y nuestra defensa estaba muy vulnerable. Insistieron con las variantes ante el panorama desolador, Brian y Enzo por Keko y Gordillo fueron las primeras opciones. También metieron al Laucha, pero a pesar de semejante reajuste, nada cambiaba. Ni la teníamos con Fernández y Torres, ni ayudábamos a que Díaz participe del juego, siempre alejado de donde pasaban las cosas. Y si algo le faltaba al partido para terminar de complicarse, fue otra vez una expulsión. Igual que lo que viene pasando en estas últimas fechas, salvo en la victoria del lunes, la impotencia se hace carne en nuestros jugadores, y alguno siempre se va temprano a las duchas. Esta vez, nuevamente, fue Grana, quien le pegó un trompazo innecesario a uno de ellos, desató una pelea colectiva, que terminó con el capitán y el central de ellos Gómez fuera del terreno de juego.

A pesar de los cambios y de que aparecían espacios por las expulsiones, la esencia del encuentro no se modificó. En 90 minutos no pudimos armar una jugada de peligro, no logramos construir una sola conexión que pudiera trastocar una defensa que se cerraba, apoyándose en la ventaja obtenida. Tanto Gordillo al principio como Enzo Díaz después fueron meros espectadores VIP del encuentro, porque nunca tuvieron un pase que los dejara listos para hacer lo que mejor hacen. La falta de juego fue lo más alarmante de la tarde, sumado a una actitud casi displicente que bordeaba el desgano. Quizás sea impotencia, tal vez tenga que ver con frustración por no poder desatar el nudo que el mismo Ferro había creado, pero se veía un equipo sin esfuerzo y con muy poca rebeldía. Entiéndase con rebeldía luchar cada pelota, romper líneas con alguna guapeada individual, y no agarrarse a piñas con los rivales, como lamentablemente solemos ver últimamente. Por eso la ventaja mínima era suficiente, y nunca siquiera alcanzamos a ponerla en duda, y el final del partido fue un monólogo de un Dálmine, que estando en los últimos puestos, se daba el gusto de florearse frente a su gente, que disfrutaba el triunfo como si fuese un campeonato.

Ferro fue del cielo al infierno en un par de días. La ilusión volvió a ser tristeza y lo que resta ya resulta incertidumbre. Quedan 10 partidos y, a pesar de que las matemáticas todavía acompañan, por rendimientos y realidades, cada vez estamos más lejos de pelear este torneo. Nunca sabremos qué pasó en los nuestros, que dejaron de ser dominadores para ser dominados, pero lo que no deja dudas es que hoy no sonó la Campana.

Medallero

Federico Haberkorn: Un delantero bicho para jugar, crearse espacios solo arriba y aprovechar a mandar adentro una de las pocas que tuvo. El surgido de Vélez le dio el gol del triunfo a Dálmine y cuando salió él su equipo no creó el mismo peligro, ya que Zeineddin no tenía su picardía para aguantarla.

Nicolás González: El homónimo del jugador de la Selección Argentina jugó muy bien, por momentos parecía que estaba el ex Argentinos en cancha, porque desbordó siempre a Cáceres y hasta tuvo un muy buen remate al arco, que Miño sacó bien al córner. Fue simple para jugar, desborde, compañero mejor ubicado, pocos toques, y listo! Ferro fue la contracara, tocaba 20 veces el balón y la pelota no terminaba en peligro para el arco "Violeta".

Lautaro Gordillo y Hernán Grana: La pifia del 9 en el gol de los de Campana! Estaba solo para despejar, le erró a la pelota y con la mala suerte característica de Ferro, le quedó servida al delantero de Dálmine para empujar al gol con el arco a su merced. Un error que costó muy caro, ya que el local aprovechó ese gol para tirarse atrás inteligentemente. Otro que va directo a este premio es Hernán, que había dicho luego de su expulsión en la Isla Maciel, que no iba a repetir esos errores, hoy se la agarró con Facundo Gómez y los dos afuera! Las pulsaciones a mil hacen este tipo de cosas, punto a mejorar, a pesar de la experiencia del lateral.

Primera Nacional 2022 - Fecha 28

Jugado: Sábado, 6 de agosto de 2022

Estadio: Villa Dálmine (El Coliseo)

Arbitro: Luis Lobo Medina

Goles:

12 min. PT Federico Haberkorn (VD)

Compacto del Partido:



Opina:
Ale Caruso
@alelordeme

Violeta de furia

¿Puede un equipo EN UNA MISMA SEMANA pasar de ganarle y superar con claridad al puntero del campeonato a perder sin patear al arco del conjunto más goleado de la categoría? Obvio, que sí, pero tiene una explicación lógica, como todo. ¿Puede un equipo jugar de la misma forma contra Belgrano que contra Villa Dálmine? Obvio que sí, y ahí está la gran respuesta a la derrota inobjetable contra un equipo que pelea el descenso.

El gran planteo hecho contra el Pirata fue evidente que no sirvió contra el de Campana, y no pasa por ganarle a un equipo que se supone "superior", jugándole de la misma manera a uno "inferior". Porque lo que cambia es el contexto. Villa Dálmine, por más que juegue en su casa, no te ofrece los mismos espacios, ni sale a presionar tan alto como Belgrano. Y ese tipo de partidos, son los que Ferro, por omisión táctica o individual, le cuesta resolver.

Tampoco es casualidad que los mejores partidos de Oeste hayan sido contra Estudiantes de Buenos Aires, de visitante, Belgrano de Córdoba y, a pesar de la derrota, Boca por Copa Argentina. Todos adversarios que salieron a buscarlo, por lo que en la mitad de cancha tuvo lapsos de tiempo para manejar la pelota sin presión y, a espaldas de los volantes rivales, posibilidad de desequilibrar con velocidad en las transiciones.

Asimismo sus versiones más opacas se vieron en partidos con carencia de espacios: San Telmo, Chaco For Ever y Dálmine. En esos duelos, por querer intentar de la misma forma, chocó contra el paredón defensivo que le dinamitó el medio y le expuso a sus limitaciones, volviéndose predecible. Puntualmente, en Campana, cuando Mosca se apagó, se hundió el único factor creativo que tenía un conjunto que careció de movilidad e ingenio para destrabar el partido. Como le pasó en veces anteriores.

Porque, en realidad, esos equipos siempre le dan espacios, pero Ferro no sabe capitalizarlos. Al replegarse en bloque medio o bajo, donde más tenencia tuvo el Verdolaga fue en salida con Tarón, Gómez y Sosa. Con inferioridad numérica en el medio, quedaba muy expuesto al error. Una pequeña imprecisión generaba una situación de riesgo para el local con un libreto muy simple: recuperar, jugar hacia Bertochi, jugar en largo sobre las bandas para Molina o, principalmente, Nicolás González, mientras el otro externo se cerraba para, junto a Haberkorn, llegar con dos por dentro. Mito derribado, entonces: los dirigidos por José María Martínez, no necesitaba abusar de la tenencia y el territorio para llegar fácilmente al arco. Poca posesión, pero gran utilización.

El gol, luego de varias desatenciones defensivas, de Haberkorn acentúo las tendencias del repliegue de Dálmine y de un Ferro que no sabía qué hacer con tanta pelota y campo. Wally puede sacarse a uno o dos jugadores de encima, pero sin nadie en su órbita para descargar e ir a buscar al hueco, lo absorbían fácilmente. Ruiz Gómez no tenía medio metro para poder desequilibrar con su despliegue, por lo compactadas que eran las líneas de Dálmine, que todo su orden táctico era lo que no tenía la visita.

Dálmine no se modificó del 4-5-1, desprendiéndose del medio a algún volante, según la zona por donde intentaba progresar el Verde. Por eso su nivel de presión en bloque medio era mecanizado, alternándose entre Camisassa y Bertochi, junto a Haberkorn, para forzar el error. ¿Se hubiera resuelto con un volante interno más para dos opciones en salida? Es una posibilidad, que la superpoblación de la mitad de cancha e intentar el 1 vs. 1 en segunda línea no le permitiera salir a algún volante de Dálmine rápido. Pragmatismo.

Gordillo, Enzo Díaz, Brian Fernández. No importaba el nueve de turno. Estuvo de adorno ante un equipo que careció de generación de juego, por no poder hacer uso de sus transiciones, que es donde más se destaca. Los cambios terminaron de partir aún más al equipo. La superpoblación de atacantes "a la marchanta" generó un vacío en el medio que favoreció más al Viola. Ni hablar con el regreso de la autodestrucción por la impotencia de no hilvanar juego, transformada en tumultos, peleas y un nuevo expulsado.

Del mejor al peor partido, sin escalas. Volvió a perder por no tener una alternativa para jugar de visitante, para jugar contra rivales que le niegan sus composiciones colectivas. De la percepción, tras ganarle a Belgrano, de creernos que estábamos para ascender, al golpazo de no patear al arco contra Dálmine, que nos aleja de cualquier ilusión de ascenso. Ni antes los mejores, ni ahora los peores, está claro. Pero partidos en el que debía ratificar sus aspiraciones serias a un ascenso, se vieron dilapidadas por no saber cómo desbloquear dos líneas de 4 y quedar violeta de furia. Una vez más.

Más Datos


5ta. Amarilla: Es la que sumó el defensor central Misael Tarón quien no podrá ser de la partida el próximo lunes frente a Almirante Brown en Caballito. En tanto, con la amonestación recibida hoy Marcelo Miño llegó a la 4ta. siendo el único jugador de Ferro que está al limite.

¿Si se calman?: Hernán Grana se hizo expulsar tontamente, además de cometer penal que no fue cobrado, y sumó su 2da. expulsión en el torneo. Anteriormente había sido expulsado frente a San Telmo y en la semana había manifestado su arrepentimiento. Hoy cometió el mismo error. El Verdolaga suma 7 rojas en el torneo (también fueron expulsados Gabriel Díaz en dos ocasiones, y una vez Claudio Mosca, Lautaro Torres y Nicolás Gómez). A calmarse!!!

Cuatro: Son las derrotas consecutivas que suma Oeste en condición de visitante (0-1 con San Martín en San Juan, 0-2 con San Telmo en la Isla Maciel, 1-3 con All Boys en Floresta y el partido de esta tarde). El próximo de visitante será con Gimnasia en Jujuy, a levantar!!!

Primera vez: Primera caída de Ferro en Campana ante Villa Dálmine, anteriormente habían jugado cuatro veces con dos triunfos del Verde y dos empates.

Próximo partido: Será el Lunes 15/8 a las 21.10 hs. frente a Almirante Brown en Caballito en partido correspondiente a la 29º Fecha de la Primera Nacional 2022. El partido será televisado por TyC Sports y se jugará con público local.

Puntajes y Medallero: Gabriel Fantino (@dfanti24).

Colaboración especial: Gastón Giovanelli (@GastonGiovaFCO).

Frases Sueltas

Juan Branda, Tobías Kohan y Claudio Mosca: Mirá las tres notas en nuestras redes sociales (Instagram / Twitter / YouTube @ferrocarriloest).

Por: Pablo Miranda (@mirandapablo75), Pablo Rangugni (@pablodeverde) y Ale Caruso (@alelordeme).

Fotos:Pablo Miranda
https://i.ibb.co/9t7yj6B/VDF1.jpg https://i.ibb.co/wgVzqfx/VDF2.jpg https://i.ibb.co/9Zgw7Lp/VDF3.jpg https://i.ibb.co/6XwHy5x/VDF4.jpg https://i.ibb.co/kyfdhGV/VDF5.jpg https://i.ibb.co/8snhX2J/VDF6.jpg